Dedicado a: A. S. P. + hacia Todo lo Justo, lo Bueno y lo Bello +

Día del Loto Blanco


Una fecha conmemorativa


El día del Loto Blanco es una fecha en el calendario pero también es una fecha sagrada.

La fecha en el calendario del 8 de mayo día del Loto Blanco rememora el pasaje de H. P. Blavatsky de las penas, dolores y tribulaciones de este mundo hacia un estado de mayor Vida, Luz y Amor. El nombre del aniversario de la muerte de H. P. B. fue sugerido por su ‘gemelo teosófico’ Henry S. Olcott.

El Coronel recuerda el origen de la conmemoración en su libro “Old Diary Leaves” (IV. 26, pp. 452-44, inglés) Historia de la Sociedad Teosófica de la siguiente manera:


“Como hemos estado recordando el aniversario de la muerte de H. P. B. ya por ocho años y, como sin lugar a dudas, la ceremonia continuará, es bueno que quede registrada la Nota del Ejecutivo del 17 de abril de 1892 que se refería a la observancia del acontecimiento. Se redactó de la siguiente forma:

‘En su último Testamento, H. P. Blavatsky expresó el deseo de que anualmente en el aniversario de su muerte, algunos de sus amigos ‘se reunieran en la sede de la Sociedad Teosófica y leyeran un capítulo del libro La Luz de Asia y algunos extractos del Bhagavad Gita; y como se espera que los colegas que le sobrevivan debieran mantener fresca la memoria de sus servicios a la humanidad y amor devoto a nuestra Sociedad, el que abajo suscribe sugiere que el aniversario sea reconocido entre nosotros como Día del Loto Blanco, y emite la siguiente orden y recomendación :


1._ A medio día el 8 de mayo de l892 y en el mismo día en cada año subsiguiente se celebrará una reunión conmemorativa en la sede en la que se ofrecerán extractos de los trabajos arriba mencionados, y algunas breves pláticas por quien coordine la reunión y otros que se ofrezcan.

2._ En nombre de H. P. B. se ofrecerá alimento a los pobres pescadores de Adyar y sus familias.

3._ La bandera se mantendrá a media asta desde la salida hasta la puesta del sol y el salón de la Convención se decorará con flores de Lotos Blancos.

4._ Los miembros que vivan fuera de Madras pueden encargar su comida solicitándola al Secretario Archivero por lo menos con una semana de anticipación.

5._ El que abajo suscribe recomienda a todas las Secciones y Ramas del mundo entero que se reúnan anualmente en el día del aniversario y, de una forma simple, sin sectarismos pero digna, evitando todo tipo de adulación y cumplidos vacíos, expresen el sentimiento general de consideración amorosa hacia ella quien nos trajo el diseño del Sendero ascendente que conduce a la cima del Conocimiento.


Copias de todo esto se enviaron inmediatamente a las sedes de Londres y Nueva York, para desde ahí enviarse a las Ramas y ahora, presumo, que en cada una de los cientos de Ramas nuestras a través del mundo entero anualmente se renueva el recuerdo del carácter y los servicios de H. P. B.”

Esto es lo que la fecha calendario significa. Es un tiempo de conmemoración cuando los teósofos a través del todo el mundo recuerdan a H. P. Blavatsky y sus logros, su carácter y sus servicios.



Un período sagrado


¿En qué sentido, sin embargo, podemos también considerar el Día del Loto Blanco como un «período sagrado»? La forma de enfocar el acontecimiento no está directamente asociada con H. P. B. El Coronel mostraba especial ansiedad de que la Sociedad evitara cualquier tipo de ‘adoración hacia un héroe’ con respecto a cualquiera de los Fundadores u otras personas. Más bien, ‘lo sagrado’ está asociado con el significado simbólico del Loto Blanco y con una comprensión correcta de lo que ‘sagrado’ significa.


Consideremos primeramente el último punto. Nuestro enfoque común y corriente de ‘sagrado’ lo conecta con religión organizada, divinidad, devoción y piedad. Pero en el caso de esta palabra, como en muchas otras, es de utilidad poner atención a su etimología. El término ‘etimología’ viene del Griego antiguo y significa literalmente, ‘el estudio de lo que es verdadero’. Así pues, ¿qué es verdadero con respecto a ‘sagrado’?


La palabra inglesa ‘holy’ (sagrado) viene de una raíz de la que también proceden las palabras ‘hale’, (saludable, robusto); ‘hallow’ (santificar, consagrar); ‘heal’ (curar, sanar); ‘health’ (salud); ‘healthy’ (saludable); ‘whole’ (entero, íntegro); ‘wholesome’ (sano, de ideas sanas).

Los estados de bienestar físico, emocional, mental y espiritual están todos interconectados y todos ellos dependen del grado en que nos hemos unificado dentro de nosotros mismos y unido a la bondad del universo. Este es también el punto hacia donde Yoga se dirige.


La palabra ‘Yoga’ que está directamente relacionada a la palabra inglesa ‘yoke’ (yugo, enyuntar, uncir) e indirectamente a través de la palabra Latina ‘jungere’ (unir), significa, literalmente, ‘unión’. Ser sagrado (holy) es haber alcanzado la finalidad de Yoga; estar ‘entero’ ‘íntegro’ y unificado dentro de uno mismo y con la gran Vida del cosmos.


El Loto Blanco, por sobre todo, es un símbolo de integridad, de unidad. La flor del loto es portadora de un mensaje en Hinduismo, Buddhismo y la religión Egipcia y en muchas otras partes alrededor del mundo. Debido a que tradicionalmente el loto se describe o se pinta como teniendo ocho pétalos, el mismo representa las ocho principales direcciones de los puntos cardinales y por lo tanto la totalidad o integridad del espacio, ya que ocho es el número de equilibrio cósmico.


Hay ocho rayos en la Rueda de la Ley Buddihsta, representando el Octuple Noble Sendero, y ocho trigramas (1) en el I Ching Chino. El ogdoad Gnóstico, o grupo de ocho, consiste de ocho seres divinos o eones. (2) En Shintoismo, se dice que hay ocho sabios del mundo. Todos estos grupos de ocho, como el mismo loto, representan integridad y universalidad.


En Hinduismo, Vishnu duerme sobre el cuerpo enrollado de la serpiente de eternidad, flotando en el océano cósmico. De su ombligo nace una planta de loto cuya flor produce el dios Brahma quien crea un nuevo mundo. El Buddha y los Bodhisattvas se sientan sobre lotos florecidos.


El mantra buddhista mani padme, ‘La Joya en el Loto’, representa la unión de opuestos: la flor de loto, pasajera y delicada, mientras que la joya de diamante es duradera y la más dura de las substancias. Ese mantra también es una percepción profunda ya que descubrimos lo eterno y lo real en el regazo de lo temporal e ilusorio. Nirvana y Samsara son una y la misma cosa. Universalidad está aquí; para siempre, es ahora.


En el simbolismo Egipcio, se dice que el loto representa sexualidad. Pero sexualidad es simplemente la manifestación más simple y mejor conocida del principio cósmico de polaridad. Todo en el universo se manifiesta como resultado de la interacción de los polos de opuestos, la dualidad de samsara. Así pues, el loto representa creatividad, vida y muerte, nacimiento y renacimiento, la promesa de la renovación y de la continuación.


Lo más conocido, quizás, es que el loto representa nuestra vida en los cuatro mundos humanos: el físico, el emocional, el mental y el espiritual. Las raíces del loto están en el cieno, fango físico, en el fondo del lago. El tallo del loto se eleva por sobre surgentes aguas de emoción. El loto florece y se abre ante el aire fresco de mentalidad. Y ese florecimiento enfoca su mirada hacia la ardiente luz del sol de inspiración espiritual que se derrama sobre él.


Así pues, el loto es un símbolo de integridad sagrada de la unión yoguica que combina todos los aspectos de nuestro ser en una unidad armoniosa. Se dice que las flores de lotos pueden ser rosadas, azules o blancas.

Lotos rosados o azules representan, respectivamente, el sol y la luna, es decir, todas las polaridades complementarias.

Pero así como a luz blanca combina y unifica todos los colores, así el Loto Blanco es un símbolo apropiado de la plenitud de la totalidad unificada de toda vida.


Tiempo y Santidad


El Día del Loto Blanco puede considerarse como una representación de la unificación de dualidades.

Por un lado, como una conmemoración de la vida y logros de H. P. B., en el aniversario de su fallecimiento, el Día del Loto Blanco representa tiempo e imperfección. H. P. B. fue una gran mujer, pero ella era humana y todos los seres humanos son imperfectos hasta que alcanzan el estado de evolución de la séptima ronda. El Coronel Olcott hizo énfasis en dos cosas: que H. P. B. era un ser humano con fallas e imperfecto y que era una gran maestra y exponente admirable del sendero hacia la santidad, es decir, el sendero hacia la Unidad de Ser.


Por otra parte, como un símbolo de esa Unidad misma de Ser hacia la que H. P. B. señaló, el Día del Loto Blanco representa lo eterno y la perfección. El Loto Blanco simboliza la santidad o integridad que es la meta que la evolución humana tiene que lograr. Al igual que la flor de loto, estamos enraizados en lo físico, a menudo una condición turbia, tenebrosa, repugnante.


Como esa flor, necesitamos extendernos hacia las alturas, con un tallo firme, resuelto, atravesando las aguas emocionales para poder florecer en el aire intelectual puro de la comprensión. No podemos todavía alcanzar en verdad el resplandeciente sol de espiritualidad, pero podemos abrirnos para recibir su calidez; podemos absorber su energía.


Así, en el Día del Loto Blanco, recordemos sin lugar a dudas, y respetemos esa Gran Alma, H. P. Blavatsky. Absorbamos también la lección del Loto Blanco en lo más íntimo de nosotros. Hagamos el esfuerzo, como ella lo hizo, en unificar los opuestos, en convertirnos todos nosotros en lo que estamos destinados a ser – íntegros y sagrados.


 

Breve artículo extraído de The Theosophist magazine, Mayo 2008.

La traducción al castellano corresponde a Dolores Gago, Adyar.


 

Sobre H. P. Blavatsky

(Video de la UNED)


 

 

 

 


Line_Apuntes_Blog_Vajarayana

 

Advertisements

Comentarios cerrados.