Dedicado a: A. S. P. + hacia Todo lo Justo, lo Bueno y lo Bello +

No renuncies a tus Sueños

Un día, un niño se paró ante un pensador y le pregunto:
¿De que tamaño es el universo?


Mientras le acariciaba la cabeza, el hombre miró hacia el infinito y le respondió:
El universo tiene el tamaño de tu mundo.


Perturbado, el niño indagó otra vez:
¿Y de que tamaño es mi mundo?


Y el pensador le respondió:
Tiene el tamaño de tus sueños.

Si tus sueños son pequeños, tu visión será pequeña, tus metas serán limitadas, tus blancos serán diminutos, tu camino será estrecho, tu capacidad de soportar las tormentas endeble.


Ya Shakespeare dijo que: “cuando se divisan nubes los sabios visten sus mantos”.


Sí la vida tiene inevitables tempestades cuando sobrevienen, los sabios preparan sus mantos invisibles: protegen sus emociones usando su inteligencia como paredes y sus sueños como techo.


Los sueños infunden sentido a la existencia. Si tus sueños son frágiles, tu comida no tendrá sabor, tus primaveras no tendrán flores, tus mañanas no tendrán rocío, tu emoción no tendrá romances.


La presencia de los sueños convierte a los desdichados en reyes, y la ausencia de sueños transforma a los millonarios en mendigos.

La presencia de los sueños hace jóvenes a los viejos y la ausencia de sueños hace viejos a los jóvenes.


Por eso…NUNCA renuncies a tus Sueños.





Extracto del libro:
“No renuncies a tus Sueños” del Dr. Augusto Cury.

Vía: Todo depende…Elige Tu Propio Cristal.



Los comentarios están cerrados.